Los Ángeles, EU.- El Séptimo Arte le ha dado a Morgan Freeman la fama que hoy goza, pero es su voz la que, a sus 80 años, lo reposiciona en Hollywood.

Vinculado a icónicos personajes en la historia del cine, el histrión rebasa sus más de 120 proyectos en 53 años de carrera para asumirse como un narrador que busca un lugar entre las voces más legendarias.

"Es un halago ser visto como una voz icónica y ver cómo todo esto se ha dado de una manera orgánica, porque nunca ha sido una meta para mí; mucho menos me veo como una leyenda

"Esto es un fenómeno reciente en mi carrera, siempre he sido actor, no sé qué detonó todo esto alrededor de la voz, sólo sé que cada vez más se han interesado en esta parte de mí y han celebrado lo que hago", contó el astro, quien aún mantiene presencia frente a las cámaras y prepara más cintas para 2018.

Su dicción y tono han dado el impacto deseado en recientes encargos. Así, su faceta como narrador se validó, el año pasado, con la nominación a los Premios Emmy por la serie documental The Story of God, de National Geographic.

A estas alturas, tan sólo su voz ha sido parte de miniseries, cortometrajes, documentales, cintas y todo tipo de representaciones artísticas que han echado mano de la fuerza vocal para transmitir el mensaje que cada producción busca.

"Es gratificante lograr esta coalición entre facetas y ser multidisciplinario, pues sea cual sea la manifestación artística, si se logra unir a la gente a través de algo, vale la pena el esfuerzo", expresó Freeman, durante su paso por la Convención de Críticos de Televisión, en donde presentó The Story Of Us, junto a NatGeo.

A las nuevas generaciones se ha acercado con su voz en videojuegos (Batman Begins, 2005), cintas animadas (The Lego Movie, 2014) y hasta vía aplicaciones, como su alianza con la plataforma de GPS, Waze, a la que sumó su voz por tiempo limitado en 2016 y asistió a conductores como guía para llegar a su destino.

"Fue una experiencia muy divertida. Nunca imaginé darle ese giro a mi carrera".

Este otoño regresa como narrador con The Story Of Us, donde, bajo la premisa de la franquicia The Story Of God, funge ahora -también- como entrevistador para conocer más sobre las distintas visiones de la vida, una faceta a la que le ha encontrado sabor.

"Estas experiencias me han hecho ser más fluido al expresarme y, al mismo tiempo, más consciente sobre mi entorno.

"Aprender a dirigirme con la gente es un reto que va más allá de los guiones y los ensayos, pues cada persona impacta de una forma única", expresó sobre el reto televisivo que le permitió acercarse de forma neutral a figuras como Evo Morales, a líderes de movimientos como el Ku Klux Klan, personajes cotidianos que fomentan el cambio social y sobrevivientes de renombradas tragedias.

Entre los que anticipa como actor, le emociona The Nutcracker and the Four Realms, que llegará en noviembre de 2018 y en la que refrendará su consigna de impactar conciencias a través del arte.

"Si bien la gran mayoría de las historias se escriben en torno al conflicto entre el bien y el mal, esta historia propone una fantasía inspiradora", destacó.

Agencia Reforma