Una escena tierna y graciosa muy recordada de Guerra de las Galaxias: Han Solo es hecho prisionero y van a ejecutarlo. Voltea a su amada, la Princesa Leia que le dice en un suspiro: “te amo”, a él en el movimiento de los labios se le entiende: “lo sé.”

Ahora lo sabrá todo mundo. Carrie Fisher, la hija de Debbie Reynolds y Eddie Fisher, que actúa y escribe (Recuerdos de Hollywood/Postcards From the Edge, de 1990, se basa en su best seller homónimo donde cuenta de la relación tensa con su madre y problemas de adicción, donde las encarnna Meryl Streep y Shirley McLaine, respectivamente, como su madre alcohólica), no tiene pelos en la pluma y acaba de publicar un libro donde afirma que su coestrella de la famosísima saga, Harrison Ford y ella sostuvieron relaciones sexuales durante el rodaje del film que origina la saga.

Aún más, Fisher, que tiene un monólogo teatral donde se confiesa de lo peor, pero a manera de comedia, “Wishful drinking”, éxito en Broadway, y empezando por ella misma se da vuelo descabezando a varios títeres, de pasada comenta que Ford, el futuro Indiana Jones y actor respetadísimo en la industria, la emborrachó y tuvo sexo con ella. Y que, además, es malo en ello.

Hoy de 60 años, la también madre de la joven actriz Billie Lourd, Teniente Connix en la Parte VIII de Star Wars, la ex Princesa Leia da el pitazo de la relación extramarital (Ford estaba casado y con dos niños) en su libro “La princesa diarista”, y el sitio RadarOnline.com es el que obtuvo las galeras y sacó un adelanto.

Harrison tenía 34, casado y padre cuando conoce a la joven de 19 Fisher en el set londinense donde se rodaba el futuro clásico.

Fisher dice que Ford se ofreció a conducirla a casa cuando ella estaba “ahogada en vino”, y terminaron en la cama. La adolescente carecía de experiencia, y “era mala besadora.” Recuerda que su primera experiencia haciendo el amor no precisamente la “envió a las estrellas”, pero que lo perdonó porque él era “realmente guapo.”

Añade que no pudo recordar más detalles de su relación de tres meses a causa de “la fuerza brutal de la marihuana preferida de Ford.”

Pero el diario contiene extractos que ella conservó del romance, en que dice que ella trató “sin cansarse” de hacerlo amarla, y fantaseaba que él la pediría en matrimonio y le daría “un anillo de oro con diamantes que leyeran `Carrison` (por Carrie y Harrison, obviamente).

Al finalizar el rodaje ese 1976, Harrison volvió a su esposa Mary (Marquardt, de 1964 a 1979) y dos retoños.

Posteriormente desposa a Melissa Mathsion (1983-2004, divorcio y dos hijos), hoy casado con la actriz Calista Flockhart, desde 2010 y tiene un hijo con ella.

Carrie Fisher estuvo casada con el compositor Paul Simon durante 1983-84; hoy vive con el famoso agente de artistas Bryan Lourd, con quien tuvo a Billie.

La legendaria Debbie Reynolds lleva una relación de amor-extrañeza con su hija Carrie., quien tarde o temprano deberá alternar de nuevo con Harrison Ford, porque la saga continúa...


II Talavera Serdán

Especial