El que su película Las Hijas de Abril compita en el Festival de Cannes en la sección Una Cierta Mirada, la segunda en importancia, no supone una decepción para Michel Franco, cuyo anterior trabajo, Chronic, ganó en 2015 Mejor Guión en la carrera por la Palma de Oro.

“Lo que pasa es que yo filmo una película cada dos años y no podemos esperar que todas mis películas siempre estén (en la categoría principal). Sería una locura exigir eso.

“Aunque no compita por la Palma de Oro, sigue siendo un honor tremendo. Son las mejores películas del mundo y los directores que más atención tienen con su trabajo. Es un honor”, expresó el mexicano.

Protagonizada por la española Emma Suárez y la mexicana debutante Valeria Becerril, Las Hijas de Abril es un drama de madres e hijas “más cálido” que los trabajos anteriores de Franco (Daniel y Ana, Después de Lucía).

Agencia Reforma