Un chico neozelandés sueña con ser actor, se muda a Los Ángeles y busca incansablemente una oportunidad para convertirse en una estrella de Hollywood.

Todo un cliché, ¿verdad? Pero ésa no es la historia de K.J. Apa, quien, sin embargo, está a punto de probar las mieles de la fama gracias a Riverdale, serie de televisión inspirada en el cómic Archie.

“Realmente nunca me planteé actuar; simplemente es algo en lo que caí”, dice el actor.

Keneti James Fitzgerald Apa nació en Nueva Zelanda hace 19 años y comenzó su carrera actoral en 2014, cuando interpretó a Kane Jenkins en la serie Shortland Street. Luego adquirió notoriedad y muchos seguidores en Twitter por la cinta Tu Mejor Amigo.

Pero en realidad él no tuvo que hacer gran cosa. Si acaso, dejarse llevar por el entusiasmo de su familia, particularmente del de su madre, quien lo animó a probar suerte en el mundo del espectáculo.

“Mi mamá me metió a una agencia de modelaje, y luego la gente de ahí me pidió que hiciera una audición para un show. Eventualmente me encontré aquí, en Riverdale, donde me siento muy bendecido y agradecido.

“No había encontrado mi pasión por actuar hasta que empecé a hacer esto”, comenta.

Así, parece que en su destino estaba interpretar a Archie, icónico personaje de tiras cómicas nacido en 1940 y que ahora cobra vida en la pantalla chica gracias a Riverdale, que se estrena el 26 de abril a las 21:00 horas por Warner Channel.

Pero mientras se le cumplen los sueños que no tenía, K.J. admite que hay una pasión que siempre ha albergado: la música.

En internet es fácil encontrar videos y audios de sus interpretaciones, aunque su carrera de actor no le permite dedicarle el tiempo suficiente.

“La música es una de mis grandes pasiones. Vengo de una familia muy musical, toco guitarra, pero no escribo como me gustaría.

“Actuar es algo que consume mucho de mi tiempo y la música es una de esas cosas que si vas a hacer, realmente debes poner todo en ella, tu tiempo y tu esfuerzo”, apunta.

Aparecer a cuadro podría ayudarle a conseguir su objetivo, sobre todo porque uno de los hobbies de Archie (además de conquistar a chicas a diestra y siniestra) es tocar la guitarra... En cuanto a él, simplemente no piensa quitar el dedo del renglón.

“Eventualmente, veré qué sucede en ese camino, tenlo por seguro. Escribo mis propias canciones, pero nadie sabe de eso”.


Agencia Reforma