Ciudad de México .- Como parte del descanso que decidió tomarse, tanto de los escenarios como de la vida pública, Selena Gomez se propuso pasar tres meses sin celular, y lo logró.

Durante ese tiempo, la cantante y actriz estuvo sin responder mensajes de WhatsApp, ni ingresar a Facebook, Instagram o Twitter.

"Recientemente me tomé 90 días de descanso del teléfono. Fue la sensación más refrescante, calmante y rejuvenecedora. Ahora rara vez tomo mi teléfono, y muy poca gente puede contactarme", aseguró al portal Thrive Global.

La joven, de 24 años, detalló que se tuvo que someter a tratamiento debido a que le diagnosticaron lupus y sufrió depresión.

"Me diagnosticaron lupus y pasé por quimioterapia. Podría haber sufrido un accidente cerebro vascular. Me encerré hasta que me sentí de nuevo segura y cómoda", confesó.

Agregó que cada mañana empieza el día estirándose, respira muy profundo y toma un vaso con agua, y se repite a sí misma en voz alta: "no eres lo que te pasó; eres lo que eliges ser después de lo que te pasó".

Si tiene tiempo, durante el día procura cocinar y tomar una siesta.

Selena reapareció públicamente el pasado 20 de noviembre, en los American Music Awards, donde dio un emotivo discurso.

"Tuve que hacer una pausa porque, a pesar de que lo tenía todo, estaba rota por dentro", aseguró.

Reforma