Ciudad de México.- Belinda puede estar tranquila. La PGR pidió tres veces la orden de aprehensión contra la cantante, primero por defraudación fiscal y finalmente por destrucción de su contabilidad, pero todas las consignaciones fracasaron.

El último capítulo de esta intentona es el fallo de Héctor Vázquez Ferzuli, Juez Décimo Sexto de Distrito en Procesos Penales Federales, quien acaba de negar la captura por el ocultamiento o destrucción de sus documentos contables del año 2010.

De acuerdo con fuentes judiciales, antes de esta consignación, la PGR pidió dos veces la aprehensión de la intérprete por una presunta defraudación fiscal de 1 millón 896 mil pesos, también por el año 2010.

Pero el Juez Primero de Distrito en Procesos Penales Federales negó en ambas ocasiones la captura porque estimó que el delito no estaba acreditado.

Reforma