Ciudad de México.- Un incendio que se registró ayer en las instalaciones de la refinería Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz, Oaxaca, dejó un saldo de nueve heridos, ninguno de gravedad.

De éstos, ocho fueron dados de alta y uno más continuaba recibiendo atención médica, informó Pemex.

En un comunicado, la petrolera indicó que las inundaciones del martes provocadas por la tormenta "Calvin" ocasionaron el desbordamiento de presas de residuos y el derrame de aceite.

"Preliminarmente, este producto alcanzó un punto de ignición resultado de las afectaciones por la inundación, desatando un incendio", explicó.

Personal contra incendios de Pemex realizaba maniobras para sofocar el fuego que se originó dentro de las instalaciones.

Al menos 550 habitantes del puerto de Salina Cruz fueron evacuados tras el incendio.

El coordinador Estatal de Protección Civil, Demetrio Bohórquez, dijo que brigadistas y policías desalojaron a los habitantes de seis colonias aledañas a la refinería como medida de precaución, luego de la conflagración.

"Se realiza el monitoreo de las zonas donde los residuos pudieran llegar a afectar, todo ello con el afán de mitigar los riesgos para los habitantes de la zona", mencionó Bohórquez en un comunicado.

El Alcalde de Salina Cruz, Rodolfo León Aragón, apuntó que Pemex le reportó que el incendio estaba controlado, por lo que llamó a la población a mantener la calma para evitar más accidentes.

La inundación orilló a las autoridades de la refinería a evacuar a su personal e interrumpir operaciones a lo largo del día.

Con una extensión de 600 hectáreas, la refinería almacena y procesa crudo que se extrae de yactrae de yacimientos en estados del sureste de México, añadió Pemex.

Reforma

Foto: Reforma