Washington.- El presidente Barack Obama llamó hoy a los estadunidenses a rechazar la renovada retórica divisoria generada tras el ataque en Niza, calificándola como una “repugnante” afrenta a los valores que Estados Unidos promueve y defiende.

“No podemos ceder ante el miedo y enfrentarnos unos a otros, o sacrificar nuestra manera de vida. No podemos dejarnos dividir por la religión, porque eso es exactamente lo que los terroristas quieren”, indicó el mandatario.

Sus declaraciones parecieron ser la respuesta a los comentarios hechos la noche del jueves por el ex líder del Congreso, el republicano Newt Gingrich, quien propuso someter a prueba a los musulmanes para determinar si creen o no en la Sharia (Ley islámica).

En declaraciones a la televisora Fox, Gingrich dijo que aquellos musulmanes que estén a favor de esta ley, que recoge mandamientos del Islam relativos a la conducta humana, deberían entonces ser expulsados de Estados Unidos.

Gingrich abonó así a la propuesta hecha por Donald Trump durante su campaña en pos de la nominación presidencial por el Partido Republicano, para impedir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos, citando razones de seguridad.

Hablando en la Casa Blanca durante una recepción que ofreció al cuerpo diplomático acreditado ante su gobierno, Obama dijo que tal retórica no tiene lugar en Estados Unidos, ni debe ser acogida.

“A la luz de los ataques de anoche, hemos escuchado sugerencias de que todos los musulmanes en Estados Unidos sean puestos a prueba en sus creencias, y algunos deportados o enviados a prisión. La sugerencia es repugnante y una afrenta a todo en lo que creemos como estadunidenses”, dijo.

El mandatario calificó el incidente que dejó 84 personas muertas y más de 200 heridas, una cuarta parte de ellas en condición grave, como “un abominable ataque contra la libertad y la paz que queremos”.

Frente a este ataque, Obama prometió continuar con los esfuerzos contra el terrorismo que su gobierno y países aliados llevan a cabo, particularmente contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

“Nos vamos a ser disuadidos, no vamos a descansar y vamos a continuar trabajando juntos para prevenir ataques en nuestro territorio”, dijo Obama, quien prometió: “vamos a destruir esta vil organización”, en referencia al EI.

Notimex