Ciudad de México .- Nueve estados del País concentran a las comunidades expulsoras de víctimas del desplazamiento forzado a causa de la violencia, según un informes del Centro de Estudios a Sociales y de la Opinión Pública de la Cámara de Diputados.

En el reporte se señala en esa situación a los estados de Chiapas, Guerrero, Jalisco, Sinaloa, Tamaulipas, Michoacán, Durango, Veracruz, Oaxaca y Chihuahua.

"El contexto de violencia generalizada que ha afectado diversas zonas de México durante los últimos años ha conllevado a que cada vez sea mayor el número de personas que se han tenido que desplazar forzadamente en el País", afirma.

En el informe se advierte que la violencia entre comunidades y la violencia criminal han sido las principales causas de desplazamiento en México, en especial como consecuencia de la inseguridad provocada por los cárteles de la droga, a partir del año 2007.

"Se ha señalado como una evidencia que el patrón de desplazamiento individual o invisible en México es responsable de la gran mayoría del desplazamiento total en el País", refiere.

En el documento se añade que el principal problema se concentra en 36 municipios.

Tras reconocer que no existe una cifra global del desplazamiento interno generado por la violencia en los cárteles de la droga, se advierte que las autoridades mexicanas han minimizado hoy ignorado el problema.

"(Lo ven) como una incómoda consecuencia de la situación de violencia o con el algún mentó de que no se trata de desplazamiento sino que en los movimientos de población es responden a migraciones internas", critica.

En el reporte se agrega que el Gobierno mexicano ha desacreditado las cifras existentes sobre desplazamiento interno del País al señalar que desconoce la metodología empleada para obtenerlas.

En el texto, que cita diversas fuentes gubernamentales, privadas y de organismos internacionales, se detalla en el 2003 se tenía registrada una cifra de mil 261 familias desplazadas.

Sin embargo, de acuerdo con un monitoreo realizado en 2015, la cifra ha rebasado las 281 mil personas.

El informe destaca algunos casos como el de Acteal, en Chiapas, pero también advierte que el desplazamiento forzado ha sido provocado por mega proyectos de desarrollo como la construcción de presas, hidroeléctricas, infraestructura portuaria, turística, petroquímica, petróleo y gas, así como minería, agrícolas o las áreas naturales protegidas.

"Ante la ola de violencia generalizada en el País, como consecuencia de la lucha contra el narcotráfico, la población afectada se encuentra ante situaciones de desplazamiento forzado sus comunidades y requiere protección".

En el reporte se detalla que las entidades federativas y comunidades receptoras de víctimas del desplazamiento forzado a causa de la violencia están en Chihuahua, Guerrero, Sinaloa, Tamaulipas, Nuevo León, Colima, Baja California, Oaxaca y la Ciudad de México.

En la actualidad, México no cuenta con una ley sobre desplazamiento interno que permita proteger a los ciudadanos se ven obligados a dejar sus comunidades de origen.

Reforma