Ciudad de México.- La falta de pago por parte del Gobierno de Veracruz tiene en la cuerda floja a constructoras de la entidad por una deuda de hasta 8 mil millones de pesos.

Rafael Núñez Landa, presidente de la Asociación de Constructores del Estado de Veracruz (Acevac), aseguró que ese impago ya provocó que 100 empresas, de 600 que conforman la asociación, pararan operaciones definitivamente y en el corto plazo se sumarán 200 más, pues al no ser firmas grandes, un impago de esta naturaleza las afecta fuertemente.

"El Gobierno estatal no ha pagado, sólo te dicen que no hay dinero, que debemos aguantar más", dijo.

Debido a que el Gobierno le adeuda alrededor de 5 millones de pesos por obras en puentes y rehabilitación de caminos, una microempresa paró operaciones este año y despidió a 20 personas, relató su director, quien prefirió el anonimato por temor a represalias.

"Hicimos una mala inversión con esta administración", expresó.

La situación, aseveró, obedece a un mal manejo de recursos y la opacidad con la que los funcionarios del estado han manejado las finanzas públicas.

El impago por obras no sólo daña a los constructores, la Acevac calcula que las empresas del organismo tienen deudas con al menos 2 mil proveedores debido a su situación financiera.

Reforma