Ciudad de México.- Samsung presentó este martes el Galaxy Note 7, un smartphone con pantalla de 5.7 pulgadas y escáner de iris.

El diseño del teléfono integra una pantalla con Gorilla Glass, bordes curvos y está disponible en cuatro colores: negro, azul, dorado y gris.

Durante cinco años la marca trabajó en un software capaz de convertir el iris de una persona en una señal digital que permite identificar al usuario para que pueda desbloquear su celular con solo acercarlo al ojo. 

También será posible usar el escáner para realizar transacciones bancarias o acceder a carpetas privadas de fotografías.

Por el momento las transacciones con reconocimiento de iris sólo estarán disponibles para usuarios de Bank of America y City.

"Hace cinco años vimos la necesidad de un teléfono que te permitiera hacer más. El primer Galaxy Note estuvo diseñado para pioneros.

"Hoy hay una nueva generación de usuarios de smartphones, nativos digitales, que necesitan un teléfono que les ayude a llevar a la realidad sus grandes ideas, no solo un teléfono de pantalla grande", dijo Justin Denison, vicepresidente de producto durante la presentación en el Hammerstein Ballroom en Nueva York.

El Note 7 también incluye el icónico stylus S Pen con una punta de .7 mm, más pequeña que sus antecesores, que provee mayor precisión.

Además, integra carga rápida e inalámbrica, un puerto para expandir la memoria hasta 256 GB y es resistente al agua hasta por 30 minutos en metro y medio de profundidad.

El smartphone tendrá un precio de 17 mil 989 pesos; en México, la preventa será del 12 al 18 de agosto.

Agencia Reforma