Ciudad de México.- El PRI en el Senado pidió a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) el engrose actualizado de la solventación de observaciones y acciones promovidas en la revisión de la cuenta pública 2009, 2010 y 2011, de la Administración del Presidente Felipe Calderón, relacionadas con los festejos del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución.

Los legisladores priistas también solicitaron un informe detallado del número de denuncias penales relacionadas con las polémicas celebraciones y el estado legal que guardan las mismas.

La petición del tricolor se registró luego de que el nuevo dirigente de ese partido, Enrique Ochoa, abrió fuego contra la gestión del ex mandatario panista y pidió a los priistas denunciar los casos de corrupción de los funcionarios y ex funcionarios de otros partidos.

"La organización, implementación y rendición de cuentas de las actividades (festejos) representó un cúmulo de irregularidades entre faltas administrativas y un abusivo dispendio de recursos públicos que los mexicanos no podemos olvidar por el agravio causado al erario y la deshonra al objetivo de dicha conmemoración", expresaron.

En un punto de acuerdo, presentado ante la Comisión Permanente, los priistas recordaron que en las revisiones de las cuentas públicas 2009 y 2010, la ASF detectó que TURISSTE, el Sistema de Agencias Turísticas del ISSSTE, llevó a cabo contratos ajenos a sus responsabilidades, incluido uno a nombre de la Fundación Bicentenario, por 198 millones de pesos y sin mediar licitación pública.

Refirieron que el entonces director del ISSSTE, sólo señaló que por dicha causa fueron promovidas denuncias penales contra tres empleado del Instituto.

Los legisladores recordaron que, en su momento, las acusaciones sobre ese tema involucraban fondos públicos por más de 600 millones de pesos.

Consideran necesario revisar la solventación de las acciones promovidas por la ASF.

Además, recuerdan que los actos de responsabilidad administrativa graves no prescriben sino hasta los siete años de su comisión, según lo establece el artículo 114 de la Constitución.

"Los legisladores del PRI asumimos la demanda ciudadana de recuperar la ética en el servicio público más allá del discurso. Estamos ante un momento histórico que nos permitirá pasar una denuncia a la sanciones y no sólo de carácter administrativo si no penales además de recuperar el daño patrimonial causado al erario", indican.

Por otro lado, los priistas solicitan que las irregularidades vinculadas a los festejos del Centenario y Bicentenario sean revisadas a la luz del nuevo andamiaje legal del Sistema Nacional Anticorrupción.

REFORMA/Foto: REFORMA