Ciudad de México.- Los consumidores mexicanos tienen cada vez más desconfianza sobre su capacidad de gasto y consumo, ante la percepción de estos sobre la situación económica y el empleo en el País, afirmó Armando Uriegas, director general de Nielsen México.

De acuerdo con el más reciente Estudio Global de Nielsen, la confianza del consumidor mexicano cayó tres puntos durante el segundo trimestre de 2016, en comparación con el primer trimestre de este mismo año, al pasar de 86 puntos a 83 puntos, convirtiéndose así en la segunda caída más relevante de la región latinoamericana, sólo detrás de Argentina.

Según la consultora de consumo, 52 por ciento de los consumidores encuestados en México considera que no es un muy buen momento para comprar cosas que se desean o necesitan y 17 por ciento piensa que es un mal momento.

Por ello, los resultados señalan también que 76 por ciento de los consumidores han tenido que realizar cambios en sus hábitos de consumo para generar ahorros.

Ante ello, sostuvo Armando Uriegas, fabricantes y empresas deben mantenerse al pendiente de las necesidades de los consumidores en los próximos meses y entender las acciones que estos toman para ahorrar dinero, con la finalidad de que el consumo se mantenga estable y el cierre de 2016 sea bueno.

Los cambios de hábitos más comunes entre los consumidores mexicanos son: comprar productos de marcas más económicas (con 46 por ciento de las menciones), dejar de comprar comida para llevar (45 por ciento), ahorrar en el uso de electricidad y gas en el hogar (41 por ciento) y cortar el entretenimiento fuera de casa (39 por ciento).

REFORMA/Foto: CUARTOSCURO