Gianny Hanmed P.

El Mundo de Tehuacán


El Santuario guadalupano fue el recinto elegido para que la pequeña Mía Catalina Rodríguez Hernández cumpliera con el primer sacramento que ordena la fé católica, pues fue ahí donde recibió las sagradas aguas al ser bautizada, además de ser ungida con el Santo Crisma, estando acompañada en la eucaristía por sus padres, Alberto Rodríguez y Miriam Hernández; teniendo como padrino al joven Eliasaf Jordan Hernández Arellano.

Luego de recibir bendiciones por parte del párroco de la iglesia, así como de los presentes al hacer algunas oraciones, la festejada junto con familiares y allegados se dirigieron a un salón de eventos ubicado en la ciudad, pues fue ahí donde la celebración continuó durante la tarde.

Degustando algunos platillos y refrescantes bebidas fue como los asistentes a la fiesta disfrutaron de la convivencia, mientras se podía escuchar la alegre música de fondo que amenizó esta bonita celebración.

Uno de los momentos más emocionantes de la fiesta fue cuando el padrino de la pequeña aventó el tradicional "Bolo" pues los presentes muy alegres participaron en este hecho sin distinción de edades.

En tanto, la pequeña resaltaba su ternura al estar vestida con un singular ropón propio de estos eventos, y ante ellos los asistentes demostraron su cariño hacia ella al consentirla de manera constante y además entregarle algunos regalos.

Un día muy especial fue el que disfrutó la familia de Mía, quienes sabemos le contaran anécdotas de este acontecimiento en un futuro. ?Muchas felicidades!.