EL Amor a la humanidad es un concepto hermoso. No permitas que permanezca solo como un concepto. Hazlo parte de tu realidad interna. El amor a otras personas es un reflejo de tu amor por el Creador, por la Naturaleza, por las riquezas del Universo. Imagina la belleza de un mundo en el que el amor a la humanidad es la emoción dominante. El mundo sería un lugar más pacífico en el cual vivir. Las personas se ayudarían unas a otras y el clima emocional del mundo conduciría a una mejor salud y más alegría. ¡Que maravilla! ¿Estas de acuerdo conmigo? Querido lector(a) evita contaminar el planeta con sentimientos de resentimiento, hostilidad y odio. Embellece al mundo incrementando tu preocupación sincera y cuidado por otros. EL AMOR es el placer de ver la virtud. Incrementa tus sentimientos de amor por más gente. Domina el arte de ver lo bueno en otros. Haz una lista de cualidades positivas. Cuando interactúes con alguien, pregúntate a ti mismo: ¿Qué cualidades positivas veo en esta persona? Mostrarte bondadoso con otros también incrementará sus sentimientos positivos hacia ti. El verdadero amor por otros es incondicional. Es decir, no bases tu amor en cualquier condición, demanda o expectativa. Ya que el amor es una emoción placentera, ganas inmensamente dominando esta cualidad.


Tere Gómez

Una mejor manera de vivir

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz