En una emotiva misa efectuada en la Iglesia de Nuestra señora del Carmen, el pequeño Santiago Soriano Balderas recibió las aguas del bautismo, en donde estuvo cobijado por sus padres Javier Soriano Calvo y Yuliana Balderas Rodríguez, así como de quienes a partir de ese momento fungieron como sus segundos padres, es decir, sus padrinos Armando Balderas y Gabriela Balderas.

En la homilía, el sacerdote se dirigió a la familia con el fin de compartirles sabios consejos para que el pequeño pueda crecer en sabiduría y así llevar una vida recta conforme a los valores inculcados por la fé católica. Asimismo, algunas oraciones fueron elevadas para dar gracias a Dios por la vida del festejado, además de pedir bienaventuranzas para el mismo.

El Santo Crisma fue esparcido sobre el pecho del pequeño Santiago esto instantes previos al acto del bautizo y además una vela fue encendida como símbolo de las responsabilidades que tanto padres como padrinos tenían a partir de ese instante.

Al término del acto religioso, la familia fue felicitada por el sacerdote del recinto eclesiástico y posteriormente estos se trasladaron a un conocido salón de eventos de la ciudad, en donde se llevó una grata convivencia entre los asistentes, pues todos compartieron la alegría por la vida de Santiago. ¡Enhorabuena!


Gianny Hanmed P.

EL MUNDO DE TEHUACÁN