La pasión por el fútbol es algo que en esta región se trae desde pequeño, por ello cada fin de semana niños y niñas disfrutan de los juegos y torneos con los diferentes equipos que hay en esta zona.

Animados con las porras de sus padres que son sus mejores fans, decenas de infantes se reúnen para compartir un objetivo común, al mismo tiempo de que todos compiten por un primer lugar, situación que los alienta a querer ser mejores siempre.

Es de destacar que este tipo de deporte fomenta en los niños y niñas la disciplina, así como el respeto entre los participantes y sobre todo el trabajo en equipo, por ello es que sus padres se muestran contentos en cada juego al que se presentan sus hijos.

Corriendo a la par del balón para lograr un gol, los peques disfrutaron de su partido, además de que cada punto que anotaron les dio aliento y fuerza para terminar los dos tiempos, en busca de ser los mejores.

El deporte sin duda es una actividad que además de divertir enseña y forma a los niños, muchas felicidades para todos los peques que lo practican.


BELÉN O. MÉNDEZ

EL MUNDO DE TEHUACÁN