Con los nervios a flor de piel pero mucho talento, alumnos de una conocidas academia de música de la ciudad llevaron acabo su recital de verano, mismo que cautivó a chicos y grandes debido al talento presentado, sin duda alguna toda una muestra de los jóvenes de la ciudad.

Con interpretes de tres años en adelante estos pequeños demostraron sus conocimientos frente a un público, el cual los ovacionó en cada interpretación pues las melodías fueron magistrales, sin duda alguna la práctica hace al maestro por lo que estos niños demostraron todo su trabajo.

Durante una magnifica tarde el Complejo Cultural del Carmen, se inundó de notas maravillosas donde los dulces acordes de un piano, guitarra y violín se respiraban como un dulce postre en una cocina, por lo que las notas musicales atrajeron a propios y extraños quienes se vieron seducidos por tan maravillosa melodías.

Una tarde maravillosa donde el sol acarició el edificio para hacer entrar por las ventanas luces de color amarillo y naranja, mientras jóvenes y niños daban vida a obras de música clásica y padres se sentían felices de ver a sus hijos logrando su sueño y trazando su propio camino.

Vestidos de manera formal los aspirantes a músicos lucieron ropas de color dorado y negro, colores que otorgaron distinción a los pequeños quienes momentos antes respiraban nervios, los niños anudando su corbata mientras las pequeñas alisaban sus vestidos y practicaban sus acorde en un piano imaginario.

Un día estupendo para una presentación maravillosa donde el nuevo talento fue presentado ante la sociedad de Tehuacán, niños prodigios los cuales se presentaran en un futuro en lugares públicos y concurridos de personas.


Sagrario Cortés

El Mundo de Tehuacán