En días pasados se llevó a cabo el bautizo de Romina Mariana Osorio Pacheco quien ahora es reconocida ante Dios como su hija, por lo que durante la celebración eucarística el sacerdote emitíó algunas palabras de aliento para los padres y padrinos de la menor, además de indicar que ellos son los responsables de guiarla por el buen camino del Creador.

Posterior a la celebración eucarística, invitados y anfitriones se dieron cita en un salón ubicado en una de las salidas de esta ciudad, donde pudieron disfrutar de una amena convivencia y una rica comida, misma que fue elegida por los papás de la pequeña Romina Mariana.

De igual manera, se pudo observar en el salón una mesa principal donde permaneció el pastel de la festejada, así como los regalos que se fueron acumulando por cada uno de los asistentes al evento.

Cabe mencionar que durante ese día tan importante, los invitados compartieron con los anfitriones lindas palabras de felicidad y bendiciones.


BELÉN O. MÉNDEZ

EL MUNDO DE TEHUACÁN