Ricardo Said Rosales Castillo recibió en días pasados el sacramento del bautismo, rodeado de familiares cercanos, quienes le demostraron su inmenso amor.

Acompañado por sus padrinos, los señores Verónica Fonseca y Oscar Cuevas, el pequeño Ricardo Said, figuró para ser bañado con agua bendita, acto en el que el sacerdote expresó que además de ser un nuevo hijo de Dios, es también un nuevo integrante de la familia Cuevas Fonseca, pues serán ellos quienes lo apoyarán en todo momento y cuando sus padres lo necesiten.

Asimismo indicó a los padres del menor, Ricardo Rosales y Fernanda Castillo, que deben guiar a su pequeño por el camino del bien, promulgando la fe católica para que sea un ser humano de bien.

Cabe destacar que posterior al acto religioso, familiares y amigos se dirigieron a un pequeño salón donde pudieron convivir y degustar algunos platillos muy ricos, así como diferentes bebidas y postres que hicieron placentero el festejo.


BELÉN O. MÉNDEZ

EL MUNDO DE TEHUACÁN