Con mucho entusiasmo Ana Ivonne Carrera Carrera y Fernando Montes Mérida, llegaron al altar de la iglesia de San Pedro Acoquiaco para celebrar mediante una eucaristía el bautizo de su pequeño hijo Mateo Santiago Montes Carrera; sin duda un trascendental suceso que los colmó de parabienes por parte de sus familiares, quienes los acompañaron para presentar a este niño ante la sociedad.

Fue hace unos días que el festejado recibió la bendición en la iglesia y en efecto un sinfín de regalos, abrazos y buenos deseos interminables, ya que después de haber cumplido con la parte más importante del día, sus papas ofrecieron una recepción en su domicilio particular.

De manteles largos se vistió el hogar de la pareja, así que con una calurosa y amable bienvenida atendieron a sus invitados, quienes llevaron consigo algunos detalles para el homenajeado del día, los cuales seguramente le provocaron una sonrisa, pues parecían ser divertidos juguetes.

Con un menú tipo buffete los presentes dieron gusto al paladar; bebidas y el tradicional pastel de fiesta no podían faltar para acompañar los alimentos, pero lo más rico de la celebración fue la exquisita mesa de dulces que se acondicionó en el patio y que contenía postres, caramelos, chocolates, cup cakes y jugos.

Mateo recibió decenas de abrazos. Asimismo, de los más felices por ese emotivo momento fueron sus padrinos Laura Andrea Montes Cruz y Onésimo Hernández, quienes de ahora en adelante tendrán la valiosa responsabilidad de velar por él.

 

Jennifer Carrillo/EL MUNDO DE TEHUACÁN