El día 7 de Marzo se celebrará en nuestro estado el día Estatal de la Lectura, como en cada conmemoración de cualquier tipo, en dependencias, foros, y escuelas se hablará de las conveniencias de ser lectores constantes, pero esas intenciones oficiales y planes que puedan generarse, no podrán dar resultados positivos si no ponemos algo de nuestra parte los ciudadanos para que se obtengan.

Hoy más que nunca tenemos un sinnúmero de factores en contra, principalmente los medios electrónicos desde la televisión hasta los videojuegos y el uso indiscriminado de los celulares que hoy son comunes hasta entre niños de enseñanza elemental, y no precisamente como medios para estar comunicados con sus familiares sino como una moderna “Caja de Pandora” para que al abrirlos puedan liberar toda clase de riesgos y calamidades, como filmaciones escandalosas de videos, toma de imágenes comprometedoras y hasta detonadores a distancia de explosivos.

Los psicólogos especialistas en conducta infantil, afirman que los hábitos en el ser humano se fijan antes de los 4 años , por lo tanto, es importante que en los hogares se vuelva a la sana costumbre de leer cuentos o contárselos de memoria a los niños pequeños para agudizar su imaginación y mejor aún si se comentan después para mejorar su comprensión y sacar alguna moraleja benéfica que la narración pueda aportar.

No es necesario despreciar todos los adelantos que nos ha tocado conocer y disfrutar, sino dosificarlos y del tiempo que tenemos destinar un corto pero constante, lapso de tiempo cada día. La lectura en voz alto como sobremesa es una forma en la que todos los integrantes de la familia pueden participar, y además de cultivar a quien lo practique, fomentará las buenas relaciones entre todos los que conviven en el hogar, fortalecerá la seguridad de los tímidos y será un buen momento para la comunicación que es lo que mucho falta en las familias actuales para la felicidad y el buen entendimiento. Los alimentos sustentan al cuerpo y la interacción alimenta el alma.


Guadalupe MARTÍNEZ Galindo

“TEHUACÁN, PARA AMARLO HAY QUE CONOCERLO”

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz