El folclor provinciano de nuestra patria que se remonta desde un pasado inmemorial, presente aún en nuestros días en ferias conmemorativas -como las fiestas patronales y cívicas en cada lugar-, son piezas para un museo, u objetos arqueológicos para algún coleccionista extravagante, que acaso acaricie la nostalgia de su niñez truncada. Bajo el soplo errante del viento que remueve la hojarasca del pasado, surge en lo alto de cada feria la fantasmal mole de aceros oxidados de la “rueda de la fortuna”; monumento al olvido y la ingratitud. Ferias como la de San Nicolás Tetitzintla, Pue., muestran la imagen espectral de un pasado en desuso: el busto al desnudo de una sirena en uno de los juegos mecánicos, se exhibe como mascarón al frente de un navío fantasmagórico, sin otro destino que el naufragio sobre la dura roca del nuevo milenio. Más adelante, sobre el enlonado con resortes de un brincolín, saltan duendes chocarreros en las sombras, con el estrépito de un silencio sepulcral. Bajo el estertor de la trompeta apocalíptica y mundial de Donald Trump, desfila una comparsa mendicante de ancestrales huehuentones, quienes en su autopatrocinio cosechan la ovación a su estoicismo (rescatado por más de una centuria), en duelos despiadados a latigazos (enhorabuena muchachos). La lucha libre verificada en la explanada central, es una catarsis colectiva, misma en la que el respetable público desfoga inconscientemente su rechazo manifiesto en contra de los arquetipos inoperantes de su clase dirigente. El glamour proletario queda finalmente reducido a montones de basura esparcida y después reciclada (“A río revuelto...”), bajo la feliz complacencia del poder público de sus autoridades y representativos de la cultura. Estaremos entonces de acuerdo que asistimos al funeral de una más de nuestras tradiciones momificadas. Herencia sublimada y rescatada por las “joyas del cine mexicano” del milenio pasado, pero que como Goliat, hoy fue derribada por la virtualidad rampante y mediatizadora de los videojuegos, por los zares del ocio: consolas X box, Zelda, Facebook, switch gray Nintendo, etc.