Ya está próximo el inicio de la Primavera en el que los múltiples sitios arqueológicos de nuestro país se verán pletóricos de visitantes, con la intención de adquirir energía de la que supuestamente se recibe en el vértice de las pirámides.

Nuestro recién inaugurado Proyecto Arqueológico de La Mesa en San Diego Chalma, no será la excepción, seguramente ya, muchos de ustedes amables lectores, están planeando hacer una excursión familiar o entre amigos a ese emblemático sitio, que nuestros antepasados Popolocas edificaron en el Periodo Clásico de las culturas Mesoamericanas.

Los hábitos se hacen Leyes y habría que preguntarse ¿qué hay de cierto en la renovación de energía vital en quienes asiste usualmente vestidos de blanco, a estos ritos ancestrales? El arqueólogo Sergio Chávez Gómez del INAH , opina que de ninguna manera se puede comprobar o plantear siquiera la suposición de que los centros arqueológicos son fuentes energéticas; es una idea equivocada que afortunadamente, con el paso de los años, la afluencia a esos sitios en busca de la supuesta carga de energía ha disminuido y es una completa contradicción con el conocimiento científico.

La mayoría de las ciudades prehispánicas fueron construidas y orientadas como según sus constructores concebían el cosmos, eran centros sagrados, políticos, religiosos muy importantes, pero de ninguna manera eran fuentes de energía.

Existe un vínculo entre el emplazamiento de los edificios y su el concepto de fertilidad, los visitantes acuden cada 21 de marzo a tomar energía en la cima, pero nosotros no tenemos, como arqueólogos, datos para decir que en efecto esto suceda. Son ideas que surgieron hará unos 20 años, por lo tanto hacen un llamado a los visitantes a admirar los edificios, entenderlos y comprender cómo vivían nuestros ancestros en este prodigioso valle así como su pensamiento y forma de concebir el mundo y el universo, cualquier día del año, no solamente el 21 de Marzo.

Si piensa visitar nuestra zona arqueológica ese día procure que sea en las primeras horas de la mañana con ropa y calzado cómodo y una buena provisión de agua natural.


*Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.