>> La educación, no tiene nada que ver con la obediencia.


La edad de los ¿Por qué? Empieza a los 2 o 3 años y es muy importante que se les fomente a los niños y niñas, preguntar y que se les permita experimentar si algo es cierto es que la mayoría de las veces a esta edad nos volvemos madres y padres negligentes los cuales no permiten a sus hijos experimentar por que pueden fallar y frustrarse o a su vez sufrir alguna situación, y muchas veces negamos explicación para nuestros peques.

A esta edad para su desarrollo tanto intelectual como emocional es muy prudente para nuestros hijos e hijas permitirles experimentar, esto permitirá desarrollar habilidades como: seguridad, alta autoestima, habilidad para la resolución de conflictos, disminución de la frustración y esto es porque aunque no lo logren ellos investigaran como poder realizar la actividad si así lo desean, permitiéndoles experimentar sensaciones nuevas en las cuales ellos y ellas sabrán decidir qué es lo que en verdad quieren en la vida, su autoestima se verá alimentada por que empiezan a generar autonomía en la cual si nosotros les ordenamos que no lo hagan, ellos tendrán muchos miedos a futuro por el simple hecho de no haber podido elegir que hacer y qué no hacer.

Si bien sabemos que para los adultos es mundo se ve muy fácil para las explicaciones y como es que funcionan tanto situaciones como objetos, tenemos que recordar que para nuestros hijos esta postura es diferente debido a que para ellos su conocimiento es muy pequeño, y también no han conocido el mundo como nosotros, es por ello que es vital tomarnos el tiempo para explicarles que es lo que pasa con algunas situaciones, no jalarlos y decirles ¡nooo! En la mayoría de las situaciones, es muy común ver en la calle a niños y niñas desobedientes o envidiosos que para todo gritan ¡nooo!, o realizan berrinches por que no se les compra dulces, sin embargo dejemos de lado a los niños y en la situación de berrinches, observen o obsérvense y en realidad son dos seres el pequeño y el adulto haciendo berrinches, y gritando ya te dije que no, y porque soy tu madre o tu padre tienes que obedecer, y entre más gritamos más gritan los niños y niñas, entonces el niño o la niña solo están realizando la misma acción que los adultos solo que expresando sus emociones con mayor efusión.

La importancia de explicarles a los niños la situaciones es que ellos podrán reconocer sus emociones, analizaran la emoción y lo más importante en un futuro ellos estar fuera de situaciones de riesgo como adicciones, o abuso sexual, debido a que ellos aprendieron de sus mismos padres y madres a poder elegir y a constituir un criterio propio para sus vidas, si esto lo alimentamos con cariño y respeto estaremos generando un gran vinculo de confianza en el cual ellos se sentirán con deseo de contarnos cualquier situación con la que se enfrenten.


CARLOS LÓPEZ MÉNDEZ

« DECONSTRUYENDONOS »

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz