La violencia es un mal en todas las sociedades desde el inicio de ellas, es por ello que desde la antigua Grecia se decide crear un sistema para regular los crímenes, en la actualidad las políticas públicas han cambiado sin embargo es posible que no se cuente con las capacitaciones adecuadas para poder llevar a cabo este nuevo sistema de leyes.

Debemos entender como violencia toda acto cometido para poder someter a algún individuo, desde el aspecto psicológico, sexual, económico o físico, todo esto va en aumento porque pese a que cada día podemos estar mejor informados sobre todo lo que es la violencia, existe también la contraparte donde la vamos naturalizando y entonces pensamos que hablarnos todo el tiempo con groserías o diminutivos como tontita o tontito, no es violencia pero en realidad esto no es así aunque ocupemos un tono no fuerte el dirigirse a otra persona por medio de un uso del lenguaje vulgar, implica ofender y querer someter a la persona a nuestro antojo, la violencia de genero se ha disparado a pasos agigantados en la cual cada día existen más mujeres desaparecidas o violadas, esto ligado a que existe un pensamiento machista en el país, en los últimos casos de mujeres asesinadas es triste oír a personas comentar que de seguro andaba en malos paso o que andaba de mujer fácil y fuera de que se busque castigar al que realizó dicho acto se tiende a satanizar a la mujer culpándola de su muerte.

Pero existe una violencia que se presenta de manera cotidiana en el país y nuestra ciudad no está exenta de ella, los asaltos, hagamos un análisis de retroceso hasta apenas 2 años no se oía de linchamientos, sin embargo cada vez se dan de manera más frecuente hasta el grado que hemos naturalizado ya que cuando oímos un intento de linchamiento no nos asustamos y alegramos, pero tenemos que estar seguro que la violencia no detendrá la violencia, los crímenes han ido en aumento pero a su vez han venido cada día siendo más planeados y organizados y esto es lo que provocaremos a gran escala que los ladrones se armen para evitar ser linchados, se tiene que analizar que tenemos que actuar sin llegar al grado de violentar , buscar la convivencia familiar porque debemos entender que los actos cometidos son por personas las cuales pertenecen a una familia y tuvieron que ser educados.


CARLOS LÓPEZ MÉNDEZ

« DECONSTRUYENDONOS »

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.