La depresión es un trastorno de salud mental que requiere atención especializada, pero muchos hombres desconocen sus seas, las ignoran e incluso se niegan a recibir tratamiento, lo que puede traer consecuencias graves, advierten especialistas de la Clínica Mayo.

“Irritabilidad, aislamiento o retraimiento, así como beber en exceso, pueden ser estrategias nada saludables de adaptación o vías de escape ante los problemas”, señala el centro médico en un comunicado.

“Cuando los hombres tienen depresión puede estar enmascarada por un comportamiento de adaptación nada sano. Por varias razones, y con frecuencia, la depresión masculina no se diagnostica”.

Los médicos llaman a detectar las señales a tiempo y conseguir ayuda profesional antes de que el problema escale.

FOCOS DE ALERTA

Es indudable que los varones experimentan la depresión de manera distinta que las mujeres, señalan los expertos.

La química cerebral, las hormonas e incluso las experiencia de vida pueden explicar dichas diferencias, aunque la teoría aún no se comprueba del todo.

Tanto los hombres como las mujeres con depresión pueden sentirse tristes, sin esperanzas y extremadamente cansados. También pueden tener problemas para dormir y no disfrutan las actividades que antes gozaban.

No obstante, existen otras señales que están fuertemente asociadas con el sexo masculino como el comportamiento escapista y/o riesgoso (como pasar mucho tiempo en el trabajo o manejar a exceso de velocidad) así como la conducta irritable, controladora y violenta.

“Como estos comportamientos podrían señalar o coincidir con otros problemas de salud mental, la ayuda profesional es la clave para un diagnóstico preciso y tratamiento apropiado”, aseguran los expertos de Clínica Mayo.

NO ES NORMAL

La poca detección de la depresión en hombres es un fenómeno con múltiples causas, las cuales van desde el desconocimiento del trastorno como tal hasta la resistencia a recibir tratamiento.

“Puedes pensar que sentirte triste o emocional es siempre el síntoma principal de depresión, pero para muchos hombres no lo es”, se explica en el documento emitido por Clínica Mayo.

Los dolores de cabeza, problemas digestivos, fatiga y dolor crónico también son señales de la depresión que generalmente no se asocian con la enfermedad, agregan.

Los varones pueden ignorar, reprimir o enmascarar los focos de alerta con conductas que afectan la salud y no contribuyen a que el problema desaparezca.

La imagen del hombre viril es, además, un impedimento para que ellos no expresen las emociones relacionadas con dicho malestar y busquen ayuda con el experto.

“Puede que te niegues a obtener ayuda porque te preocupa que el estigma de depresión pudiera dañar tu carrera o hacer que tus familiares o amigos te pierdan el respeto, indica el comunicado del centro de salud. ”Pedir ayuda puede ser difícil para los hombres, pero sin tratamiento es poco probable que la depresión desaparezca, y puede empeorar“.

La Clínica Mayo precisa que esta enfermedad generalmente mejora con la ayuda de medicamentos, terapias psicológicas o una combinación de ambas.


Enfréntala

El tratamiento de la depresión brinda herramientas de afrontamiento sanas, conoce algunas de ellas.

- Establecer metas realistas y priorizar tareas.

- Buscar el apoyo emocional de los seres queridos.

- Manejar el estrés mediante la meditación y el mindfulness.

- Postergar las decisiones importantes (el cambio de trabajo, por ejemplo) hasta que los síntomas de la depresión mejoren.

- Participar en actividades recreativas.

- Comer sanamente y realizar ejercicio.


Mariana MONTES

« AGENCIA REFORMA »

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz