Las relaciones de pareja con el tiempo va transformándose desde el grado de cortejo, como conocerse, por ejemplo en los años 70s el cortejo era demasiado importante en las ciudades en a cual tenían que pasar por una serie de acontecimientos como conocerse, salir como amigos por un tiempo después empezar una relación de noviazgo en el cual la conquista era muy importante, para pasar a un tercer punto que era la formalización en el cual se presentaba a la familia para poder llegar la matrimonio, en los años 80s el cortejo aún era importante pero ya se establecía dentro de relación sin embargo ya no era de vital la importancia la aprobación de las familias, pero si buscaban conocerlas. Para los años 90s las relaciones ya venía una modificación en la cual el cortejo había pasado para segundo término el punto era salir conocerse y ver si se gustaban, ya el tratar de cortejar para generar un sentimiento había pasado a segundo término, ya que las relaciones se basaban en mera atracción física.

En el presente las relaciones de pareja se han modificado ya que no solo debe existir atracción física, si no que el conocerse ha pasado a ultimo termino posiblemente debido a que se conocen tienen relaciones sexuales, se juntan y en este transcurso buscan conocerse, es en este lapso en el cual muchas parejas fracasan debido a que el inicio de su relación se ha basado en la mera existencia de la sexualidad, sin buscar por lo menos tener un conocimiento de metas a fines que les permitan la convivencia a corto plazo.

Cuando ya establecemos una relación de pareja en muchas ocasiones al inicio de la relación buscamos realizar actividades en las cuales no entremos en la rutina, obteniendo diversión, hablamos de manera cariñosa, compartimos nuestros días, contamos cuales son nuestros sueños, conforme pasa el tiempo lo que realiza nuestra mente es entrar en un sitio de confort familiarizando nuestra convivencia de pareja y volviéndola rutinaria en la que muchas veces esos momentos de diversión buscamos que sean de manera diferente, alentamos al otro a cumplir sus metas sin embargo ya no las compartimos, y en ocasiones no entendemos que hacemos en esa relación, pero pensamos y decimos que aún estamos enamoradas o enamorados o que le queremos, pero tenemos que entender que en ese momento de la relación no estamos enamorados más que de un recuerdo de lo que fuimos, de lo que en algún momento fue la relación, y esto se debe que al pasar de los años dejamos de acumular experiencias para solo recordarlas. Por ello es importante que cuando tengamos una relación de pareja busquemos encontrar actividades que aunque sea dentro de la casa podamos disfrutar y renovar como cocinar, pintar, realizar algún juego, todo esto creara un presente en el cual podamos sostener esta relación.


Carlos López Méndez

DECONSTRUYENDONOS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.