Hola amigos lectores, les quiero contar que esta semana me encontré con una situación que atrajo mucho mi atención pues en una convivencia social a la que asistí pude darme cuenta que habían muchos niños de edades similares los cuales estuvieron jugando, corriendo durante un rato, no mucho, una hora quizá, que realmente no es nada si lo comparamos con el tiempo que se lleva una reunión social, se cansaron, según ellos y se tomaron un tiempo para reposar y ahí comenzó lo interesante, obviamente son niños y una característica de ellos muy particular es ser inquietos y si no lo son, es por que así es su personalidad, que es muy raro, o están enfermos. Pero bueno, el punto es que la inquietud se hizo presente y las mamás sacaron a relucir lo intolerantes que son ante esta situación pues su solución rápida y efectivísima fue, obviamente darles el celular, y las que tienen más posibilidades pues una tablet y asunto arreglado, fue sorprendente lo eficaces que son estos aparatos electrónicos para resolver este tipo de circunstancias pues en una abrir y cerrar de ojos parecía que los pequeños habían desaparecido, no había rastro alguno de su presencia.

Durante un instante llegué a pensar que sólo sería mientras se reponían del cansancio que los agotó, pero mi sorpresa fue encontrarme con absolutamente todo lo contrario, en esa situación se quedaron horas.

En cuanto tuve la oportunidad no dudé en hacer comentario con respecto a esto ¿no creen que ya llevan mucho tiempo con las tabletas y/o celulares?, ¿si saben o se han percatado de lo que están viendo, lo que está entreteniendo a sus hijos? y como era de esperarse, la gran mayoría de la gente no sabemos aceptar críticas por lo cual la respuesta fue muy obvia, unos rostros de disgusto aparecieron, me miraron y dijeron "como no tienes hijos, no sabes y por eso hablas, te es fácil solo criticar".

Como no tenía lamínima intención de pelear o crear una discusión solo respondí: quizá no tengo hijos y la experiencia es muy diferente a la expectativa pero de algo estoy segura, yo tengo muchos proyectos para ellos y claro está, no es mantenerlos atrapados en una pantalla que no les enseña nada, al contrario, les perjudica en muchos aspectos, físicamente al no ejercitarse, estar pasivos en un lugar, les crean enfermedades, sobrepeso a tan corta edad; socialmente no interactúan con los demás, no se relacionan o no saben estar si no es un momento nada más, neuronalmente pues atrofian su cerebro y de ahí se desencadenan aún más enfermedades y es increíble que todo esto suceda a tan temprana edad, pobrecitos niños.

Al parecer pude crear un momento de reflexión o al menos eso pareció pues en cuanto terminé mi discurso, mis compañeras cambiaron su gesticulación a una razonable, pensativa, se tomaron unos minutos en silencio y comenzó la primera, la que hizo el cambio y le dijo a su hijo que le regresara su tablet y fuera a jugar, después de ella siguieron las demás, me alegró mucho este modificación, solo espero no haya sido para darme gusto y realmente les haya servido mi opinión.

A lo que voy, es que no esperen que alguien más les diga lo que está bien o está mal, si cada uno entendemos, somos seres conscientes de lo que hacemos, muy en el fondo sabemos cuál camino es el correcto pero nos gusta lo fácil, el no esforzarse cuando lo podemos obtener de una forma mucho más sencilla.

No sé ustedes pero a mi, mis padres me enseñaron a ganarme la vida, a luchar por lo que quiero, no rendirme, me mostraron que todo cuesta y esa gran sensación de triunfo cuando logro mi objetivo o lo supero; yo sé que muchos coinciden conmigo al igual que otros más no lo hacen y están en todo su derecho pero debemos ser objetivos y analizar hasta dónde queremos llegar, hasta dónde queremos que nuestros hijos lleguen, esas nuevas generaciones.

Einstein decía: "Temo el día que la tecnología sobrepase nuestra humanidad, solo tendrá una generación de incompetentes". "La mente es un paracaídas, solo funciona si se abre". ¿Qué esperamos para abrirla?


BRENDA MENDOZA CRIOLLO

« LAS MARAVILLAS DE LA TECNOLOGÍA»

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz