>> Nuestros hijos crecen con juegos no con juguetes <<

Los juguetes han llegado a casa pero algo importante que tenemos que entender es que lo fundamental de una ilusión no es lo material si no lo que enseñamos de manera significativa (aquello que recordamos constantemente), por ejemplo cuando tenemos una persona que nos atrae mucho y nos regala una sonrisa, no reaccionamos de la misma manera que a cualquier persona de la calle que nos sonría y tendemos a recordar este momento por muchos años y esto marca nuestra vida, entonces en estas épocas, con los regalos de los Reyes Magos y Santa Claus como lo volvemos un dogma de lo cual no se habla mucho y lo marcamos como magia, se vuelve un momento muy significante para nuestros infantes del cual recordarán por mucho tiempo al no poder explicarlo de manera real, pues bien, estos juguetes no deben de ser condicionados porque en ese momento nos quitamos la autoridad como padres y madres cediéndole la autoridad a algo mágico como los Reyes o Santa, con esto me refiero a no amenazarlos con, si no te portas bien no te traerán tus juguetes, porque esto debería tener una explicación real o lógica como, tienes que aprender a comportarte y seguir límites para que puedas ser funcional y tengas aceptación por la sociedad además de, con una explicación y el tiempo adecuado confirmamos que nosotros somos la única autoridad para ellos y no seres mágicos que lo único que harán es no traerles sus juguetes.

A los Reyes, es importante que elijan los juguetes adecuados para ellos como estas actividades que puedan explotar sus habilidades como son pinturas, juegos de habilidad, video juegos acorde a su edad, juegos de mesa con los cuales puedan convivir, y diversos juegos tradicionales los cuales fomentan el saber compartir y entablar relaciones interpersonales, ya una vez que han llegado los juguetes no los ocupemos como amenaza nuevamente, de si no te portas bien te lo recogeremos, porque esto a la larga será contraproducente ya que no nos obedecerán al menos que tengamos algo que darles o quitarles.

El momento de juego es mayor que el regalo, nuestros infantes se educan a través del juego y por obviedad, nosotros nos podemos reeducar con ellos, entonces tomemos tiempo para poder explotar sus juguetes al máximo pero en compañía, ya que si solamente les damos las cosas materiales, ellos no valorarán nuestro acompañamiento y en un futuro no podremos tener su confianza, recordemos que el juego es una herramienta para evitar el estrés, por ello tratemos de jugar aunque lleguemos cansados con media hora de juego nos ayudará a nosotros a relajarnos y a nuestros hijos e hijas a tener herramientas a un futuro que les ayude a tener una salud emocional y funcionalidad en la vida cotidiana.



Carlos LÓPEZ MÉNDEZ

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



Contacto

› Psic. Carlos López Méndez.

› Colectivo Efecto Mariposa.

› Reforma Norte 118 interior 109 colonia Centro.

› Teléfono 2381174305.



Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz